Introducción a las Medidas de Seguridad (VIII): Integridad

ColouRed Freedom by el buho nº 30
ColouRed Freedom by el buho nº 30

El principio de Calidad de los datos recogido en el RD 1720/2007 establece que :

Los datos de carácter personal serán exactos y puestos al día de forma que respondan con veracidad a la situación actual del afectado. Si los datos fueran recogidos directamente del afectado, se considerarán exactos los facilitados por éste.

A lo que la Ley de Autonomía del Paciente viene a añadir que:

Las Administraciones sanitarias establecerán los mecanismos que garanticen la autenticidad del contenido de la historia clínica y de los cambios operados en ella, así como la posibilidad de su reproducción futura.

El principio de integridad de la información trata de garantizar que la información sea veraz, de impedir su manipulación o alteración por personas no autorizadas y de la pérdida accidental o intencionada de los datos.

Mantener la integridad de la información es la tarea más delicada y quizás la más complicada. Actualmente, la información clínica se construye eslabón a eslabón con la participación de una grupo variado de profesionales, administrativos, profesionales de enfermería, médicos, documentalistas, … Un error en cualquiera de los eslabones será arrastrado por todo el proceso con consecuencias que pudieran ser fatales.

Habitualmente, cuando se habla de proteger la integridad de la información suele hacerse referencia a protección contra ataques externos a la información. Sin embargo, los errores cometidos por los propios profesionales desde dentro, constituyen la causa más frecuente en la falta de integridad de la información.

Un error en el nº de teléfono, el DNI, la dirección del paciente son ejemplos de fallos en la integridad de los datos. Pero quizás el fallo de integridad más peligroso para el paciente, el profesional y la organización lo constituyan los errores de identificación del paciente.

Un auxiliar administrativo que da una cita o asigna los resultados de una analítica, a un paciente que se llama igual al que busca, comienza una serie de errores en cadena que pueden acabar con fatales consecuencias para el paciente, por no hablar de los problemas morales que se plantean a los profesionales que han intervenido en el caso, además de los problemas legales y por supuesto, el coste de imagen que un suceso de esta clase tendrá para el centro sanitario.

Pues sí, un error de esta clase puede hacer que la vida del paciente no esté en las manos de su médico, sino en las manos del auxiliar administrativo que mecanizó sus datos y que puede acabar costando el puesto al Director Médico….  ¡Por un error en la identificación del paciente!

En una entrevista a un comandante de las fuerzas aéreas norteamericanas, a quien le preguntaron en que pensaba cuando tuvo que saltar de su avión al ser derribado por el enemigo, respondió: Rezaba para que la persona que había doblado mi paracaídas hubiera hecho bien su trabajo.

En la cadena de proceso, todos son importantes y unos dependen de otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *